13 diciembre 2009

La inspiración

A pesar de haberme prometido a mi mismo no volver a poner un pie en ese bar, decidí hacerlo, pues era allí donde siempre había encontrado mi inspiración. Yo había llegado a la conclusión de que lo mejor era evitar ese lugar, por el modo en el que era tratado por las personas que lo atendían. Desde la primera vez que me había olvidado de dejar propina, las camareras me habían tomado bronca y se descargaban conmigo de todas las maneras posibles: evitaban atenderme, me traían las cosas tarde y muchas veces, incluso, el café frío.
Me senté en una mesa cerca de la ventana e hice una seña a una camarera para que me atendiese, se acercó a mí, pero al reconocerme, se hizo la despistada y decidió ignorarme. Enojado me levanté de la silla, caminé hacia ella y le toqué el hombro con el dedo índice, en señal de llamado. Ella se dio vuelta y con una falsa sonrisa me dijo:-¿Disfrutó su comida señor?
Ante tal comentario yo no tuve más que responderle lo evidente:-Aún no me han atendido, acabo de llegar y por lo tanto es imposible que haya disfrutado mi comida, ¿No le parece lógico?
Ella estuvo a punto de encogerse de hombros, como si no le importase, pero se detuvo, pues quería mantener su odio por mí en secreto. -Bueno señor, siéntese, ya lo atiendo. ¿Qué desea?- Dijo con un tono de voz de disgusto, poco disimulado.
-Querría tomar algo- dije.
-Deberá ser más específico.- respondió ella y suspiró, para darme a entender que ya estaba cansada de hablar conmigo.
-Algo frío, lo que sea.- respondí.
-Está bien, ahora le traigo su orden- me dijo y se dirigió a la cocina.
Pasaron unos cuantos minutos hasta que volvió a acercarse a mi mesa. -Aquí tiene señor, algo frío para tomar.- dijo y colocó en la mesa un plato de gazpacho. -Disfrute su comida.- dijo y rió levemente.
-Gracias, muy amable, siempre me han gustado los chistes- respondí, me levanté de la mesa, salí del bar y me fui a mi casa, satisfecho de haber vuelto a encontrar la inspiración para un cuento.

8 comments:

Guuadi . dijo...

jajajaja, que buen final.

robertita - dijo...

emmm. Estoy pasando por algunas cosas bastantes dolorosas a decir verdad. Problemas un poquito variados, pero de a poco los estoy solucionando.
Gracias por preocuparte, pero todo va a ir bien :D

mutantedelorto dijo...

hahaha, Haceme acordar que nunca vaya a ese bar

Yume dijo...

Que maja la chica eh...

Anónimo dijo...

Pero no nos dice si se tomó el gazpacho o no. Sepa que es muy saludable. El Dr. Marañón lo recomendaba por lo nutritivo que resulta. De todas formas gracias, volveré a su blog.

Martín dijo...

Gracias por el comentario. Había olvidado el consejo del Dr.Marañón. Igual algunas de las historias son poco "saludables" de por sí.

Fijate que cambié de blog y en éste no publico más.

Daniel dijo...

Hola Martín, yo soy discapacitado me llamo Daniel me voy un instituto que se llama La casa del dol Naciente lo haga los cuentos y poesía me corrigen te doy mi blog: quienmatoamiperro.blogspot.com poesía: madredelanoche.blogspot.com yo quiero tu opinion.
este tipo quién lo conoce se fue pagar un final bárbaro y final fue un cuento

Anónimo dijo...

Hola, Martín, yo Daniel gracia entrar mi blog: tu palabras me sienta bien.